La diferencia entre una voluntad y una herenciaUn testamento es un documento legal en el que el redactor describe qué hacer con su propiedad después de su muerte. Una herencia, por otra parte, es un regalo de dinero o propiedad de una persona fallecida después de su muerte.

Si la persona fallecida tenía un testamento, el testamento provee instrucciones para las personas que deben recibir la herencia del difunto. Si el difunto no tenía un testamento, la ley estatal determinará quién recibe una herencia de la persona fallecida.

Legalización de un testamento

Cuando una persona muere, alguien debe inventariar y disponer de las pertenencias de la persona fallecida. El proceso legal en el cual ocurre se llama partición de la herencia.

La partición de la herencia es parte de un procedimiento judicial estatal vigilado por un juez local, llamado el juez de sucesiones. El término “sucesión inmobiliaria” se refiere a la recaudación total del dinero, bienes raíces y otras pertenencias del difunto. El juez de sucesiones aprueba todas las decisiones relativas a la distribución de la sucesión. Para ayudar con ese esfuerzo, el juez nombrará a un individuo para que actúe como administrador de la finca, a veces llamado representante personal, que normalmente es un amigo o familiar del fallecido.

Testamento

Un testamento puede variar, dependiendo de si el difunto creó una voluntad legal antes de morir. El testamento refiere a una persona que murió con una voluntad válida, mientras que podemos encontrar casos de personas que muren sin dejar escrita su voluntad. La prueba de un testamento prosigue de acuerdo con las instrucciones dejadas en el testamento, por el contrario, procede de acuerdo con la ley estatal.

Gestión de Herencia

Una herencia es cualquier regalo de dinero u otra propiedad de una sucesión de sucesiones y puede hacerse a través de un testamento. Por ejemplo, si María hace un testamento antes de morir, los términos de su voluntad determinan quién recibe su herencia. Sin embargo, si María no dejó un testamento, la ley estatal entra en acción para determinar quién recibirá su herencia y sucesión.

Generalmente, las leyes estatales proveen herencias al cónyuge sobreviviente, hijos, padres y hermanos del fallecido.

La Voluntad

Un testamento puede ser bastante simple o extremadamente complicado, dependiendo de la cantidad de propiedades que poseas y de cómo quieres transmitir las herencias después de morir.

Para que un testamento sea legalmente válido y ejecutable, la persona que crea el testamento debe seguir ciertos requisitos legales. Es común, por ejemplo, que las leyes estatales obliguen a la persona que hacen una voluntad, firmarla en presencia de dos testigos desinteresados, es decir, dos personas que no pueden heredar bajo la voluntad. Los testigos también deben firmar el testamento.

Si necesitas información para hacer tu testamento o dejar una voluntad para por escrito, contacta con un Fiscal de impuestos de sucesiones y sigue adecuadamente los requisitos establecidos por las leyes del estado.