El Impuesto de Sucesiones y Donaciones es el responsable de que tengas que pagar por recibir una liquidación de herencias o una donación.

Su gestión está cedida a las Comunidades Autónomas, lo que da lugar a la polémica actual de que recibir una herencia en Barcelona tenga unas consecuencias económicas muy diferentes para los herederos.

¿Qué es la liquidación de la herencia?

Es la operación que se realiza para determinar el activo neto, esto es, deducir el pasivo del causante y de la herencia, establecer cuáles son las deudas hereditarias y descontarlas del activo bruto.

¿Cómo liquidar una herencia?

Al recibir una herencia debemos presentar el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones y esto puede resultarnos más complicado que la presentación de otros impuestos (Declaración IRPF, liquidacion IVADeclaración IRNR…) ya que es un impuesto que lo presentamos muy pocas veces en la vida. A la mayoría de contribuyentes la presentación del Impuesto sobre Sucesiones para liquidar una herencia les genera dudas sobre la liquidación y sobre la gestión del modelo fiscal.

Liquidación Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones

Para hacer la liquidación de una herencia se debe de calcular la base imponible del impuesto sobre Sucesiones y Donaciones que estará formada por el valor real de los bienes y derechos que tuviera el fallecido, y se podrán deducir las deudas del fallecido y los gastos de entierro, funeral y última enfermedad. Se aplicará el ajuar doméstico que se valora en el 3 % sobre el caudal relicto.

Posteriormente calcularemos la base liquidable del ISD que se obtiene restando a la base imponible reducciones estatales y las de cada Comunidad Autónoma, también se podrán aplicar reducciones por adquisición de vivienda habitual y otros conceptos.

Y finalmente determinaremos cuál es la cuota íntegra y la cuota tributaria del ISD. La cuota íntegra es el resultado de aplicar a la base liquidable el tipo que corresponda conforme a la escala de tipos establecida por la comunidad autónoma o en su defecto, la prevista en la Ley Estatal. La cuota tributaria es el resultado de aplicar a la cuota íntegra un coeficiente que depende de la cuantía del patrimonio preexistente y grupo al que pertenezca el contribuyente que adquiere la herencia, también es fijada por la Comunidad Autónoma.

¿Qué es la liquidación de herencias?

La liquidación de herencias es el reparto de los bienes del fallecido entre los herederos en proporción a la cuota que a cada uno de ellos corresponde, una vez que se ha acreditado con el título hereditario (el testamento o con la declaración de herederos) quiénes son las personas con derecho a heredar y dichas personas han aceptado la herencia.

Hay que tener en cuenta que la herencia está integrada tanto por los bienes y derechos del difunto como por sus deudas, y que éstas se transmiten a los herederos al igual que los bienes.

¿Qué tipos de partición hereditaria existen?

La partición de la herencia puede ser de tres tipos: a) voluntaria; b) judicial; c) realizada por contador-partidor.

Se entiende por partición voluntaria aquella que efectúan todos los herederos de común acuerdo. Puede formalizarse en documento privado, pero es conveniente efectuarla en escritura pública ante Notario, siendo necesario hacerla en escritura ante Notario cuando en la herencia existen bienes (por ejemplo inmuebles) inscribibles en los distintos registros públicos. La escritura de partición puede realizarse en la Notaría que libremente elijan los herederos y requiere que la escritura de partición la firmen todos los herederos, personalmente o por medio de apoderado.

Si los herederos no se ponen de acuerdo sobre cómo repartir los bienes del fallecido, deberán acudir al Juez de Primera Instancia para que se realice una partición judicial. En este caso, el Juez designará un Perito para que forme el cuaderno particional con el reparto de los bienes de la herencia.

Por último, la partición de la herencia puede hacerla el contador-partidor, que puede ser un contador-partidor testamentario o dativo. Contador partidor testamentario es aquel que ha sido nombrado con tal carácter por el testador en el testamento para que realice la partición de la herencia. El contador-partidor dativo es el nombrado por el Notario o por el Secretario Judicial (antes de la entrada en vigor de la nueva Ley de la Jurisdicción Voluntaria lo era por el Juez) a solicitud de los herederos que representen al menos el cincuenta por ciento del haber hereditario. La partición de la herencia realizada por el contador-partidor requerirá, una vez hecha, la aprobación del Notario o del Secretario Judicial si no cuenta con la confirmación expresa de todos los herederos y legatarios.

El nombramiento de contador-partidor, sea testamentario o dativo, para realizar la partición de la herencia evita tener que acudir a una partición judicial cuando los herederos no se ponen de acuerdo en la forma de repartir los bienes.

¿Cómo se hace la partición de herencias?

Los interesados han de formar y aprobar un cuaderno particional, que en el aspecto formal se divide habitualmente en los siguientes apartados:

a) Antecedentes: Se reseñarán las circunstancias personales y familiares del difunto, como la fecha y lugar de fallecimiento, su domicilio habitual en el momento de fallecer, su estado civil, la vecindad civil, que determina el derecho aplicable a la herencia, la existencia o no de descendientes y ascendientes, así como cualquier otra circunstancia relevante para la partición hereditaria. Igualmente se expresarán en este apartado los datos referentes al título sucesorio.

b) Inventario: A los antecedentes seguirá el inventario del activo y del pasivo, en el que se mencionarán separadamente los bienes y derechos integrantes del activo y las deudas integrantes del pasivo, en ambos casos con indicación de su respectivo valor.

c) Liquidación de la herencia: Una vez formado el inventario, se procederá a la liquidación de la herencia y, en su caso, de la sociedad de gananciales, en el que se sumará y se expresará el valor de todas las partidas del activo y de todas las partidas del pasivo, y se determinará el valor neto de a masa hereditaria restando del activo el importe del pasivo. Igualmente se indicará en este apartado el valor de la cuota correspondiente a cada uno de los herederos y, en su caso, el valor de la cuota correspondiente al viudo o la viuda por la liquidación de la sociedad de gananciales.

d) Adjudicaciones hereditarias: En este apartado se expresarán las adjudicaciones de bienes que se hagan a cada uno de los interesados en la herencia.

– Asesoramiento y gestión de herencias, legados y legítimas
– Redacción de testamentos vitales
– Impuestos sobre transmisiones patrimoniales por aceptación de herencia
– Tramitación de pensiones de viudedad
– Impugnaciones de herencias

Nuestro equipo de abogados podrá ayudarles asesorándoles en la elaboración de testamentos así como en todos los trámites necesarios para realizar un reparto de bienes lo más acorde posible con sus intereses.